Jardines de Mossèn Costa i Llobera | Teleférico de Montjuïc
  • Inicio
  • Jardines de Mossèn Costa i Llobera

Jardines de Mossèn Costa i Llobera

Una colección de cactus única en el mundo

Hola Barcelona, your travel solution

Los jardines de Mossèn Costa i Llobera se encuentran en la ladera sureste de Montjuïc, una zona de la montaña con una temperatura unos grados superior a la del resto de la ciudad, lo que posibilita que plantas que no son propias del clima mediterráneo se hayan podido aclimatar perfectamente en este espacio. La mayoría de ellas provienen de zonas subdesérticas, desérticas y tropicales.

¿Por qué visitar los jardines de Mossèn Costa i Llobera?

Estos jardines, que llevan el nombre del poeta mallorquín Miquel Costa i Llobera, se construyeron en 1970 y son uno de los tres jardines dedicados en los años setenta a poetas en lengua catalana que se encuentran en Montjuïc, junto con los de Mossèn Cinto Verdaguer y los de Joan Maragall.

Con una extensión de seis hectáreas y más de ochocientas especies, se trata de uno de los jardines especializados en cactus y plantas crasas más importantes de Europa. Esto es posible, en gran parte, gracias al microclima existente en esta zona, con dos o tres grados más que la temperatura media de la ciudad. Sin embargo, las heladas de los años 1985 y 1987 provocaron la muerte de numerosas plantas y muchas especies se tuvieron que replantar de nuevo.

Además de su particular vegetación, en los jardines encontrarás distintos elementos decorativos, como una pérgola que ayuda a protegerse del sol que alcanza casi todos los rincones del parque, o varias esculturas, entre las que destaca "La puntaire", de Josep Viladomat, situada en un sector de la montaña con buenas vistas y bancos para sentarse.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En el año 1987, "The New York Times" incluyó los jardines de Mossèn Costa i Llobera en su lista de los diez jardines más bellos del planeta.
  • Consejo del barcelonés: Los jardines disponen de unas excelentes vistas sobre el litoral barcelonés, pero también puedes acercarte hasta la cercana plaza de la Armada, desde donde podrás disfrutar de una magnífica panorámica de la ciudad.
  • Imprescindible para: Especialistas y entusiastas de los cactus y de las plantas crasas.