Fundación Joan Miró | Teleférico de Montjuïc
  • Inicio
  • Fundación Joan Miró

Fundación Joan Miró

La fusión de la arquitectura y del arte en un único espacio

Hola Barcelona, your travel solution

En la montaña de Montjuïc, integrada en el paisaje, pero con una personalidad propia, encontrarás la Fundación Joan Miró, una gran obra de la arquitectura racionalista que acoge 14.000 piezas del artista catalán. Su creación fue posible gracias a la colaboración de dos genios: el artista Joan Miró y el arquitecto Josep Lluís Sert.

¿Por qué visitar la Fundación Joan Miró?

La Fundación Joan Miró fue creada por el propio artista con un fondo inicial constituido mayoritariamente por su colección privada, con la voluntad de establecer en Barcelona un espacio de referencia internacional, impulsar la investigación y los estudios sobre arte contemporáneo, y mostrar su fondo. La fundación abrió al público en 1975 y, desde entonces, se ha convertido en un espacio dinámico donde el arte de Miró convive con la creación artística contemporánea.

Con un enfoque interdisciplinario, la Fundación Joan Miró combina la organización de exposiciones temporales de artistas de los siglos XX-XXI con actividades académicas y proyectos en colaboración con otras instituciones y entidades del país. Mediante su programa de exposiciones y su programa educativo, presenta ejes de reflexión en torno a temas vinculados a la obra de Miró y a la creación actual.

La Fundación Joan Miró está ubicada en un edificio proyectado por el arquitecto Josep Lluís Sert y es uno de los pocos ejemplos de museos del mundo en que artista y arquitecto establecen un diálogo de complicidad entre la obra y los espacios que la acogen. Sert se inspiró en las construcciones populares mediterráneas para diseñar un edificio de vidrio y hormigón blanco, de arquitectura abierta, con grandes terrazas y patios interiores que favorecen la circulación de los visitantes.

Miró encontró en Sert, discípulo de Le Corbusier y decano de la Escuela de Diseño de la Universidad de Harvard, a su gran aliado. El edificio obtuvo el premio Council of Europe Museum Prize en el año 1977 y el Twenty-five Year Award en el 2002. El conjunto de volúmenes blancos proyectados por Sert se integra en el paisaje de Montjuïc y, al mismo tiempo, ofrecen un contenedor con personalidad propia para las más de 14.000 piezas de Miró.

En la Fundación Joan Miró puedes efectuar un recorrido por toda la obra del autor, empezando por las primeras pinturas con clara influencia del impresionismo, el fauvismo y el cubismo franceses, como "Ermita de Sant Joan d’Horta" o "Retrat d’una vaileta", pasando por la etapa plenamente surrealista ("L’ampolla de vi") o sus "collages", como "Homenatge a Prats". Además, la colección también incorpora sus obras sobre la Guerra Civil, "Home i dona davant d’un munt d'excrements", y una de las obras de la serie "Constel·lacions", pintada durante la Segunda Guerra Mundial.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? En 1956 el arquitecto Josep Lluís Sert ya había diseñado el estudio de Joan Miró en Mallorca.
  • Consejo del barcelonés: Si después de visitar la Fundación Miró todavía deseas conocer más sobre el artista, en la ciudad de Barcelona encontrarás tres obras suyas, creadas para dar la bienvenida a los visitantes, que llegan a la ciudad por aire, tierra y mar. Estas obras son del mural de la terminal 2 del aeropuerto de El Prat; la escultura "Dona i ocell", en el parque de l’Escorxador, cerca de la estación de Sants; y el mosaico del Pla de l’Os en La Rambla, muy cerca del puerto.
  • Imprescindible para: Admiradores de Miró y de Sert.