Museo Nacional de Arte de Cataluña | Teleférico de Montjuïc
  • Inicio
  • Museo Nacional de Arte de Cataluña

Museo Nacional de Arte de Cataluña

Una recopilación de piezas únicas del arte catalán

Hola Barcelona, your travel solution

El Museo Nacional de Arte de Cataluña destaca por su colección de arte románico, considerada una de las más completas del mundo. También acoge valiosas piezas de arte gótico, del Renacimiento, del Barroco y moderno.

¿Por qué visitar el Museo Nacional de Arte de Cataluña?

El Museo Nacional de Arte de Cataluña, ubicado en el Palau Nacional de Montjuïc, acoge hasta veinticinco mil piezas de colecciones que van desde el arte románico y gótico hasta el arte moderno, pasando por el Renacimiento y el Barroco. Podemos ver en el museo, además, muestras de dibujos, de grabados y carteles, de fotografía y de numismática.

Su colección románica, que engloba piezas de los siglos XI al XIII, es la más importante de este museo. Destaca la impresionante serie de conjuntos de pintura mural, gran parte de la cual procede de pequeñas iglesias rurales de los Pirineos. Entre ellas, es de especial importancia el famoso "Pantocrátor" o "Cristo en Majestad", obra maestra del siglo XII, que se encontraba en el ábside de Sant Climent de Taüll. Dentro de esta colección también cabe mencionar el conjunto de pinturas sobre madera, único en Europa.

El fondo de arte gótico, representativo del periodo comprendido entre finales del siglo XII hasta el XV, muestra la plenitud y el momento de máxima expansión territorial catalana en el contexto de la Europa mediterránea de la época. Se pueden admirar obras maestras de los pintores Jaume Huguet, Lluís Dalmau, Bernat Martorell y Lluís Borrassà, entre otros.

El arte del Renacimiento y del Barroco está representado, básicamente, por las obras que proceden de la colección privada del político y mecenas catalán Francesc Cambó. Son piezas del Quattrocento italiano y de los maestros del Cinquecento, como Sebastiano del Piombo o Tiziano, y también de pintura española, que engloba desde el Siglo de Oro hasta el rococó. Fuera del legado Cambó cabe destacar un "Martirio de San Bartolomé" de Ribera, una "Inmaculada" de Zurbarán y un "San Pablo" de Velázquez.

La colección de arte moderno del Museo Nacional de Arte de Cataluña nace a partir de la Exposición Universal de 1888 y actualmente reúne un conjunto del mejor arte catalán desde principios del siglo XIX hasta los años cuarenta del siglo XX. El recorrido se inicia en el Neoclasicismo y avanza por el Romanticismo y el realismo hasta llegar al modernismo.

En esta colección destacan pinturas como "La vicaría", de Marià Fortuny, junto con obras de otros artistas representativos del modernismo, como Antoni Gaudí o Ramon Casas, y de las vanguardias, como Picasso o Miró. Por otra parte, el museo acoge algunos conjuntos excepcionales de interiorismo procedentes de las casas Amatller, Lleó i Morera y Batlló.

El edificio sede del Museo Nacional de Arte de Cataluña también posee interés artístico y arquitectónico. Se trata del Palau Nacional de Montjuïc, que se inauguró con motivo de la Exposición Universal de 1929. De estilo clasicista, tiene una superficie de casi cincuenta mil metros cuadrados. Destaca su fachada, que está coronada por una gran cúpula, inspirada en la de San Pedro del Vaticano. Las vistas que proporciona el patio delantero son de las más excepcionales de la ciudad. Este palacio acoge el museo desde 1934, aunque en sus inicios la colección se limitaba a arte medieval, y no fue hasta más tarde cuando se amplió a otros periodos.

 

Para los más curiosos

  • ¿Sabías que...? Desde el 2004, el museo acoge, además, un conjunto de pintura y escultura de la colección Thyssen-Bornemisza. Esta acoge obras de Marià Fortuny, Ramon Casas y Antoni Tàpies, entre otros artistas.
  • Consejo del barcelonés: El Museo Nacional de Arte de Cataluña organiza exposiciones temporales que van más allá de la temática del museo.
  • Imprescindible para: Disfrutar de una de las mejores muestras de arte románico.